Oración a la Virgen de Guadalupe

Elevar con fe y desde el corazón  una oración a la virgen de Guadalupe es un acto de humidad que revela la sensibilidad que tiene el corazón del ser humano para pedir ayuda a los seres espirituales.

No importa por el momento en el que estemos pasando en este momento, las oraciones están hechas para ser elevadas por personas necesitadas.  

No hay nada imposible cando tomamos la oración como herramienta para pelear las batallas que la ida nos vaya presentando día a día.

Podemos pedir lo que necesitemos e incluso aquellas cosas que se han convertido en nuestros sueños y anhelos y que aún permanecen guardados dentro de nuestra alma y que nadie más que nosotros conoce.

¿Quién es la virgen de Guadalupe? 

Oración a la virgen de Guadalupe

Se trata de una aparición de la virgen María en 1531 en México.

Se conoce que el primero en verla fue el indio Juan Diego mientras iba de camino a la misa.

Cuenta la historia que la virgen le pidió que le construyera un templo y que transmitiera un mensaje a todas las personas posibles comenzando con el obispo.

El indio Juan Diego así hizo, todo como le que encomendado, no le fue fácil porque nadie le creía pues, como todo milagro, era necesario que se viera alguna señal de que lo que decía aquel indio era cierto. 

storia que la virgen le pidió que le construyera un templo y que transmitiera un mensaje a todas las personas posibles comenzando con el obispo.

El indio Juan Diego así hizo, todo como le que encomendado, no le fue fácil porque nadie le creía pues, como todo milagro,  era necesario que se viera alguna señal de que lo que decía aquel indio era cierto. 

El indio recibe una nueva instrucción de la Virgen en donde se le es encomendado buscar las rosas que están en lo más alto de la montaña, él una vez más obedece a la orden y busca las rosas frescas para presentarlas al obispo envueltas en una manta, cuando las rosas caen en la manta se puede ver reflejada la imagen que hasta el día de hoy es conocida como la virgen de Guadalupe.

En la actualidad la basílica de Santa María de Guadalupe se ha convertido en el templo religioso más visitado del mundo entero.

Un aproximado de veinte millones de feligreses vienen cada año a profesar su fe y rendir tributo a esta milagrosa Virgen. 

Oración de la virgen de Guadalupe para protección 

Virgen Santísima de Guadalupe, Madre de Dios, Señora y Madre nuestra. Venos aquí postrados ante tu santa imagen, que nos dejaste estampada en la tilma de Juan Diego, como prenda de amor, bondad y misericordia.

Aún siguen resonando las palabras que dijiste a Juan con inefable ternura: «Hijo mío queridísimo, Juan a quien amo como a un pequeñito y delicado,» cuando radiante de hermosura te presentaste ante su vista en el cerro del Tepeyac. Haz que merezcamos oír en el fondo del alma esas mismas palabras.

Sí, eres nuestra Madre; la Madre de Dios es nuestra Madre, la más tierna, la más compasiva.

Y para ser nuestra Madre y cobijarnos bajo el manto de tu protección te quedaste en tu imagen de Guadalupe. Virgen Santísima de Guadalupe, muestra que eres nuestra Madre.

Defiéndenos en las tentaciones, consuélanos en las tristezas, y ayúdanos en todas nuestras necesidades.

En los peligros, en las enfermedades, en las persecuciones, en las amarguras, en los abandonos, en la hora de nuestra muerte, míranos con ojos compasivos y no te separes jamás de nosotros.

https://www.aciprensa.com/

La Virgen María, como buena madre, sabe brindar protección fuerte y verdadera a todos aquellos que la reconocen como madre.

Acercarse a ella en búsqueda de protección es un acto de fe, valiente y honesto. Podemos pedir protección en todo momento que lo necesitemos ya sea para nosotros, para algún familiar o amigo.

Incluso hay quienes aplican esta oración a algunos bienes materiales, este aspecto de la oración puede parecer superficial pero una madre sabe cuidar de su hijo y de todo lo que le pertenece. 

No podemos acudir a ella pensando que no puede ayudarnos sino con el corazón abierto a que nos hable y nos guie a lo que debemos hace en todo momento. 

Oración para solicitar amparo ala Virgen de Guadalupe 

https://www.youtube.com/watch?v=NxvVrKUG7bg

¡Oh Virgen Inmaculada, Madre del verdadero Dios y Madre de la Iglesia! Tú, que desde este lugar manifiestas tu clemencia y tu compasión a todos los que solicitan tu amparo; escucha la oración que con filial confianza te dirigimos y preséntala ante tu Hijo Jesús, único redentor nuestro.

Madre de misericordia, Maestra del sacrificio escondido y silencioso, a ti, que sales al encuentro de nosotros, los pecadores, te consagramos en este día todos nuestro ser y todo nuestro amor.

Te consagramos también nuestra vida, nuestros trabajos, nuestras alegrías, nuestras enfermedades y nuestros dolores.

Da la paz, la justicia y la prosperidad a nuestros pueblos; ya que todo lo que tenemos y somos lo ponemos bajo tu cuidado, Señora y madre nuestra.

Queremos ser totalmente tuyos y recorrer contigo el camino de una plena fidelidad a Jesucristo en su Iglesia: no nos sueltes de tu mano amorosa.

Virgen de Guadalupe, Madre de las Américas, te pedimos por todos los obispos, para que conduzcan a los fieles por senderos de intensa vida cristiana, de amor y de humilde servicio a Dios y a las almas.

Contempla esta inmensa mies, e intercede para que el Señor infunda hambre de santidad en todo el Pueblo de Dios, y otorga abundantes vocaciones de sacerdotes y religiosos, fuertes en la fe, y celosos dispensadores de los misterios de Dios.

Amparo, cuidado, amor, perdón y todo lo que desees pedirle, sus oídos están prestos a escuchar la arción de sus hijos.

La fe es el requisito indispensable.

En la palabra de Dios nos explican que debemos pedir creyendo que le hay, es decir, debemos dejar nuestras plegarias sabiendo que son escuchadas y, más aún, respondidas.

El amparo es una necesidad y se debe pedir siempre que se sienta el impulso desde el corazón.

No conocemos el futuro y por esto es que esta plegaria es importante para dejar en sus manos nuestros planes y cada paso que estemos por dar.

Es por eso que la oración virgen de Guadalupe es importante.

Que su amparo siempre esté en nuestras vidas y su bendición jamás nos abandone y a nuestros familiares y amigos. 

Solicitar amparo para alguna persona especial es un acto de amor, no es necesario encender velas ni preparar un ambiente previo para esta oración que puede que parezca un poco simple pero que en realidad es poderosa, solo hay que creer, más nada es necesario. 

Oración virgen de Guadalupe para pedir un milagro 

Virgen Santísima de Guadalupe, Madre y Reina de nuestra patria. Aquí nos tienes humildemente postrados ante tu prodigiosa imagen.

(Haga su pedido)

En Ti ponemos toda nuestra esperanza. Tú eres nuestra vida y consuelo.

Estando bajo tu sombra protectora, y en tu maternal regazo, nada podremos temer.

Ayúdanos en nuestra peregrinación terrena e intercede por nosotros ante tu Divino Hijo en el momento de la muerte, para que alcancemos la eterna salvación del alma.

Amén.

Los milagros son aquellas cosas que creemos que serían imposibles de alcanzar con fuerzas humanas.

Es un término que es más utilizado en peticiones por enfermedades que, según la ciencia médica, no tiene cura alguna.

Sin embargo, la palabra milagro se puede usar en muchas circunstancias más como por ejemplo en aquellos casos donde estamos esperando un dinero que es imposible que llegue o cuando se ha sufrido la desaparición de algún familiar y de un momento a otro aparece sano y salvo.

Los milagros se encuentran a la distancia de una oración y solo cuentan un poco de fe. Nada es imposible.

¿Puedo rezar todas las oraciones?

Puedes y debes rezar todas las oraciones a esta santa.

Lo importante es que la oración de la Virgen de Guadalupe se haya rezado con mucha fe y con mucha creencia dentro de su corazón.

Prefieres creer en los verdaderos poderes de esta santa y necesitas creer que te va a ayudar.

Más oraciones:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (182 votos, promedio: 4,27 de 5)
Cargando…

Scroll hacia arriba