Oración a Santa Elena

La oración a Santa Elena para desesperar un hombre y no la deje nunca está lejos de ser una acción egoísta o carente de sentido común, puede que sí sea una petición desesperada, pero se hace desde el amor y la necesidad de ser correspondidos.

Muchos piensan que la oración es una pérdida de tiempo, pero lo cierto es que desconocen el poder que esta acción tiene sobre nosotros y lo que nos rodea.

Santa Elena fue una mujer como cualquier otra que sufrió penurias en esta tierra en muchas áreas y es por esto que nadie mejor que ella para elevar nuestras oraciones, esas en las que el corazón está involucrado, en las que pedimos por alguien más desde el punto de vista romántico o de pareja. 

¿Quién es Santa Elena? 

Oración a Santa Elena

Muchos la conocen como Santa Elena o como Elena de Constantinopla pero su  verdadero nombre es Flavia Julia Helena y fue una mujer emperatriz de Roma quien fe proclamada Santa de la Iglesia católica, ortodoxa y luterana.

Esta santa fue la que trajo al mundo al emperador que le do la libertad al pueblo cristiano en lo que fue la persecución religiosa más larga de la historia.

Elena, al ser repudiada por su esposo vivió una vida en santidad llena de dolor y sufrimiento por causa de un amor que nunca fue correspondido.

Esta tortura de Santa Elena duró catorce años en los que vivió abandonada y apartada a un lado mientras veía a su esposo siendo feliz con otra mujer bajo su mismo techo.

Fue una mártir que se convirtió en ejemplo de fortaleza y en la ayuda para muchas personas que se puedan  encontrar en situaciones similares.

Oración a Santa Elena para desesperar un hombre y no la deje nunca 

Gloriosa Santa Elena, santa de los enamorados, vengo a ti a pedirte que me conceda con su grandísima bondad, que (nombre de la persona) no me deje nunca, que no mire a ninguna otra mujer, en el trabajo, en la calle y donde esté que no deje de pensar en mí, cuerpo alma y espíritu de (…) venga, porque yo te llamo, yo te cambio el carácter, yo tengo el poder sobre ti.

Santa Elena, poderosa en el amor, no le des tranquilidad, que no salga de sus pensamientos, que mi nombre lo atormente y no lo deje en paz, que nunca más busque otros labios solo los míos, que se muera todo deseo carnal por otra mujer, sólo conmigo podrá sentir placer porque lo tengo amarrado.

Oh Santa Elena, usted me va a ayudar a conquistar de nuevo su corazón, amansa su orgullo y carácter, que se deje de inventar, que (…) sepa que me pertenece, que pierda la paciencia si está con la otra, la ilusión y la esperanza está en mi amor hacia (…).

Amén.

¿Te gustó la poderosa oración de Santa Elena para desesperar un hombre y no la deje nunca ?

El vivir bajo el mismo techo con una pareja que no nos brinda ninguna estabilidad emocional es una de las tramas más fuertes y comunes que se viven en los hogares hoy en día.

Esas relaciones de pareja en las que el amor y la pasión dejaron el lecho intimo de la relación para ahora ser un lugar frío e inestable en donde la incertidumbre y la indecisión es lo que impera en todos los ambientes del hogar, impregnando todo de malas energías que contaminan el ambiente.

En estos casos donde la oración se convierte en nuestro único escape es donde las plegarias a Santa Elena se convierten poderosas. 

Oración de santa Elena para que piense en mi y me llame

Oh gloriosa Santa Helena, que al Calvario fuiste y tres clavos trajiste.

Uno se lo diste a tu hijo Constantino, el otro lo tiraste al mar, para que los navegantes tengan salud, y el tercero lo cargas en tus preciosas manos.

Santa Elena, yo (tu nombre) te pido que me des este tercer clavo, para que yo lo clave en el corazón de (nombre de tu amado), para que no tenga ni sosiego, ni paz mientras conmigo no venga a vivir, mientras conmigo no se case y, me declare su amor sincero.

Espíritus de luz que iluminan las almas, iluminen el corazón de (nombre de tu amado), para que siempre me recuerde, amándome, adorándome y deseándome, y todo lo que tenga me dé, impulsado por tus poderes, Santa Helena, que él sea esclavo de mi amor.

Que paz y armonía no tenga hasta que venga a quedarse conmigo, y vivir conmigo, siendo mi amante, cariñoso y dócil. Fiel a mí como un perro, manso como un cordero y rápido como un mensajero, que (nombre de tu amado) venga a mí urgentemente, sin que ninguna fuerza física o espiritual pueda detenerlo.

Que su cuerpo, alma y espíritu venga porque le llamo y le inspiro y le domino. Mientras no venga manso y apasionado, rendido a mi amor, su conciencia no le dará paz. Si mintió, si me traicionó, que venga pidiendo disculpas por hacerme sufrir.

(Nombre de tu amado) ven por que te llamo, te ordeno, que vuelvas inmediatamente a mí (tu nombre), por los poderes de Santa Elena y de nuestros ángeles de la guarda.

¡Que así sea, y así será!

Con fe todas las oraciones son poderosas y la oración para Santa Elena para que piense en mi y me llame es igual.

Hacer este y todos los rezos desde el corazón es la mejor manera ya que se exponen aquellos sentimientos e inquietudes que guardamos en lo más profundo de nuestra alma.

Pedir que piense en mi no es una manera de dominar los pensamientos de otra persona sino que es una forma de mantener la unidad en la relación.

Las buenas energías que desprende nuestro ser después de hacer una oración sin duda ayudarán a mejorar el ambiente en nuestro entorno.

Pedir  Santa Elena que nos ayude a que esa persona especial no pueda dejar de pensarnos a tal punto de tener la necesidad de ingeniar algún acercamiento aunque este sea a través de la línea telefónica es una de las oraciones que más se hacen en la actualidad.

El hogar se comienza a llenar de paz y poco a poco la situación comienza a convertirse en la respuesta que estábamos esperando. 

Oración a Santa Elena para amarrar el amor

Oh noble emperatriz Santa Elena, hoy vengo a ti lleno de fe y esperanza, para que me ayude a recuperar a (nombre de la persona) que amo, usted sabe el futuro y el presente, te ruego que veas mi vida, haga que (…) medite y se dé cuenta del error.

Bendita Santa Elena, por tu infinita misericordia, ayúdame a conseguir alivio urgente en mi corazón, a recuperar a la persona que amo, usted sabe de mis sentimientos son puros y sinceros, ablanda su corazón para que sepa valorar mi amor.

Santa Elena, madre ejemplar, cristiana perfecta, (…) no es persona de rencores, ilumine su mente, haz que recapacite, con amor todo se puede superar, se aleje de malas influencias que tanto perturban su mente, se equivocó, se fue con la persona menos indicada, que regrese a casa (…), te estamos esperando.

Oh Santa Elena de la cruz, yo sé que usted todo lo puede, no me vas a desamparar, escucha mi voz, la voz de mis ruegos y suplicas por mi petición.

Amén.

Esta oración Santa Elena para amarrar un hombre es recomendada en los casos donde una de las dos personas que están involucradas en la relación piensan abandonar o manifiestan algunas dudas que comienzan a resquebrajar las bases sólidas de la relación trayendo descontento, peleas, incomodidades y conflictos en el hogar.

De eso se trata la oración del amarre, que la otra persona que de pronto está indecisa, se quede con nosotros pero no en contra de su voluntad sino que se convenza de que quedarse es la mejor opción y así cambie la idea de abandonar el hogar. 

¿Necesito encender una vela para rezar?

Recomendamos que encienda una vela blanca al principio o al final de la oración de Santa Elena para desesperar y amarrar el amor.

La vela es una señal de agradecimiento. Estamos agradeciendo a esta poderosa santa por toda su ayuda en nuestras vidas,

Reza con mucha fe y mucho amor.

Más oraciones:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (73 votos, promedio: 4,02 de 5)
Cargando…