Oración para las ofrendas

El conocer la oración para las ofrendas al momento de rendir nuestros bienes ante la presencia del señor es de mucha importancia.

Las ofrendas las podemos dejar en el altar o alfolí de la iglesia o se las podemos dar directamente a una persona específica pero siempre debemos tener presentes que el señor merece una parte de nuestras ganancias financieras. 

Oración para las ofrendas

 Este es un principio que vemos en la Biblia y que trae innumerables bendiciones a nuestras vidas. Al hacer una ofrenda estamos dando de gracia aquello que de gracia recibimos y se debe hacer con un corazón alegre pues este es el dador que el Señor bendice. 

1) Oración para ofrendas y diezmos

«Padre Celestial,
Hoy traemos nuestras ofrendas de lo mejor de nuestros ingresos y nuestra producción.
Hemos apartado una porción de nuestras ganancias, en la proporción con la que tú nos has prosperado. 
Mira con agrado lo que te ofrecemos en este día.
Hemos prometido con nuestros labios que te serviríamos, por ello te traemos voluntariamente nuestras ofrendas.
Comprendemos que este es un momento solemne ante ti, y tratamos con reverencia lo que hoy te entregamos.
Dios, damos la gloria debida a tu nombre; por eso traemos estas ofrendas y venimos a tus atrios.
Gracias por afinar y purificar nuestras vidas, porque hoy comprendemos que estas ofrendas se ofrecen en justicia a tu grandeza y tu soberanía. 
Que sea grato ante ti la manifestación de nuestra adoración.
Damos la gloria debida a tu nombre mientras traemos nuestras ofrendas y venimos ante tu presencia; te adoramos oh Señor!
Hoy nos gozaremos por haber contribuido con ofrendas voluntarias, porque con corazones íntegros hacemos esto.
En el nombre de Jesús,
Amén
«

Ora esta oración para las ofrendas y diezmos con gran fe.

Las ofrendas y los diezmos son un principio bíblico que se hace sólo por revelación pues a menudo es motivo de crítica quien tiene estos principios y los aplica en su vida diaria.

En la Biblia vemos que las personas que depositan sus diezmos son personas prósperas en todos los sentidos de la vida. 

Las ofrendas pueden ser todo aquello que nos sala del corazón pero los diezmos, que pertenecen al señor, constituyen el diez por ciento de nuestras ganancias ya sean monetarias o de cualquier otra cosa.

La palabra nos enseña que el mismo Dios reprende por nosotros al devorador siempre y cuando cumplamos al entregar los diezmos de forma puntual y con un corazón lleno de alegría. 

2) Oración para ofrendar a Dios

«Señor gracias por todo lo que me has dado, por todo lo que me has hecho crecer.
Sé que a veces no soy muy agradecido contigo, pero en esta ocasión lo seré.
Todo lo que he cosechado hoy en día ha crecido gracias a ti.
Me has hecho una mejor persona.
Gracias por mi familia, mis amigos, mis personas cercanas.
Gracias por darme un día más de vida, 
Un día más para alabarte y adorarte, para quererte.
Sin ti no sería nadie, gracias Señor. 
Nunca podre soldar mi deuda contigo, para pagarte por todo lo que me has dado.
Amén.«

Las ofrendas, aunque las dejemos en el alfolí o se la entreguemos en las manos a alguien más, es el mismo Dios que la recibe en los cielos y él nos dará la recompensa según las riquezas que él mismo tiene en gloria.

El llamado es a hacer las ofendas con un corazón alegre pues la palabra nos dice que él bendice al dador alegre por lo tanto no podemos dar algo con el corazón lleno de amargura sino contento por lo que estamos dando.

3) Ejemplo de oración por las ofrendas

«Señor,
Hoy traemos nuestras ofrendas y nuestras limosnas de lo mejor de nuestros ingresos y nuestra producción.
Hemos apartado una parte de nuestras ganancias, 
la misma proporción que tú nos has brindado en hacernos prosperar.
Mira con agrado y amor lo que te ofrecemos en este día.
Hemos prometido con nuestros labios que te serviríamos, 
por ello te traemos voluntariamente y desinteresadamente nuestras ofrendas.
Comprendemos que este es un momento ceremonioso ante ti,
y tratamos con cortesía y cuidado lo que hoy te entregamos.
Dios, damos la gloria debida a tu nombre; 
por eso traemos estas ofrendas y venimos a tu templo.
Gracias por ablandar, purificar y proteger nuestras vidas, 
porque hoy comprendemos que estas ofrendas se ofrecen en justicia a tu grandeza y a tu soberanía.
Que sea grato ante ti la manifestación de nuestra adoración.
Damos la gloria debida a tu nombre mientras traemos nuestras ofrendas y venimos ante tu presencia, te adoramos Señor.
Hoy nos gozaremos por haber contribuido con ofrendas y limosnas voluntarias, porque con corazones íntegros hacemos esto.
En el nombre de Jesús.
Amén«

En este sentido vemos que la misma palabra de Dios está llena de innumerables ejemplos. Uno de ellos y el más fuerte lo vemos en el mismo Abraham que es conocido como el padre de la fe, él fue probado y era capaz de entregar a su propio hijo si el ismo Señor no le daba un ternero para que lo ofrendase. 

Aquí vemos el ejemplo de obediencia y así como este hay muchos más de los que podemos aprender enseñanzas importantes para el resto de nuestras vidas. 

¿Para qué es la oración para las ofrendas? 

Oramos al momento de ofrendar para que el señor bendiga el acto que estamos haciendo. Para que sea el mismo Dios quien multiplique nuestras finanzas, para que nos guíe a dársela a la persona que la necesite y para que siempre tengamos ese deseo en nuestros corazones de dar alguna ofrenda 

Es importante saber que las ofrendas no siempre son en dinero en efectivo sino que se pueden hacer con cualquier cosa. Por ejemplo es muy común ver ofrendas frutales o de flores y todas son recibidas por el señor. 

¿Cómo orar por las ofrendas cristianas?

Esta, como  todas las oraciones, se debe hacer desde lo más profundo de nuestro corazón y con conciencia plena de lo que estamos haciendo.

Muchas veces, como la ofrenda es algo físico, no tenemos conciencia de que es un acto espiritual y esto es un principio que no podemos olvidar en ningún omento pues es el mismo Dios quien recibe nuestras ofrendas y quien nos dará la recompensa según sus riquezas en gloria. 

Una oración para las ofrendas y diezmos poderosa es aquella que se hace con fe, creyendo que el mismo Dios nos está escuchando y ser él mismo quien nos dé la respuesta de aquello que estamos pidiendo ya sea físico o espiritual, siempre debemos orar desde el alma y conectarnos directamente con el Dios todo poderoso creador y dueño de todas las cosas.  

Más oraciones:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…